lunes, 10 de diciembre de 2007

A esa dama que me mira...

















Ha llegado la dulzura de tus versos
a llenar las rendijas de mi alma,
has causado con tus odas la gran calma
y pasiones de quereres, son tus besos.


Amorios ocultos en la noche
de sábanas limpias y olorosas,
son quereres coloridos, como rosas,
de fragancias y caricias en derroche.


Al llegar en el alba el nuevo dia
en abrazo continuo ha de encontrarnos,
y la líbido potente ha de mostrarnos
nuevo rumbo, para dar nueva salida.


Emilio.

3 comentarios:

Alegrías. dijo...

Guau Emilio; qué prolífico estás con los escritos.
me encanta.
liliana

Alegrías. dijo...

Gracias, doña Liliana Alegrias, es que pronto, llegara el nuevo año.

Emilio.

julia del prado morales dijo...

Muy romàntico, mi tìo,abrazos, Julia